[Ple 30/05/2013] Biciutat reclama “seny” a Cort, per evitar la imposició del casc ciclista obligatori

  • Els ciclistes urbans recorden que a Austràlia i Nova Zelanda l’ús de la bicicleta es reduí en més d’un 40% després d’implantar aquesta mesura
  • Denuncien que, amb les xifres de mortalitat a la ma, s’hauria d’imposar abans el casc obligatori als vianants que als ciclistes

intervenciosalvador2L’associació de ciclistes urbans Biciutat de Mallorca ha participat avui al ple municipal, amb motiu d’una proposició presentada pel grup municipal socialista, reclamant a l’Ajuntament que es posicioni en contra de l’obligatorietat del casc ciclista a les vies urbanes -tal i com contempla l’esborrany del nou Reglament General de Circulació-. A la seva intervenció, Salvador Roig -representant de Biciutat i enginyer de camins- ha reclamat al consistori “seny” davant el que els ciclistes consideren “una imposició arbitrària i desproporcionada per part de la DGT”.

“El que necessitam els ciclistes no són ni cascs ni armadures -el que tècnicament es coneix com a ‘sistemes de seguretat passiva’-. El que reclamam són mesures de ‘seguretat activa’, que previnguin els accidents abans que aquests es produeixin. Per exemple, amb una reducció generalitzada dels límits de velocitat a 30 km/h als entorns urbans es podria reduïr dràsticament el nombre de morts per atropellament”, abunda Roig.

L’enginyer de camins va aportar xifres d’accidentalitat i mortalitat d’Holanda per desmuntar els “mites” que hi ha al voltant del casc ciclista, com ara les comparacions amb el casc de motocicleta. “La probabilitat de morir en accident de moto, fins i tot amb el casc posat, és d’entre 5 i 10 vegades més gran que circulant en bici sense casc. Si ho comparam amb els vianants, resulta que aquests tenen el doble de risc de morir en accident que no pas els ciclistes. I ningú es planteja seriosament imposar un casc per vianants!”.

A més de reivindicar la bicicleta com a un mitjà de transport “segur”, Roig va denunciar que a cap país d’Europa s’imposa l’ús obligatori de casc, i que als pocs països del món on això s’ha fet -Austràlia i Nova Zelanda- es va reduir el nombre de ciclistes de forma dramàtica -amb una pèrdua d’usuaris d’aproximadament el 40%-.

“Traduït a la realitat espanyola això suposaria una pèrdua potencial d’un milió de ciclistes habituals i fins a 4 milions de ciclistes esporàdics. Basta imaginar-se el seu equivalent en cotxes per adonar-se’n del greu impacte ambiental i sobre la balança comercial d’aquesta ocurrència, que com a molt podria salvar una vida a l’any”.

Es tracta, per tant, d’una decisió “totalment desproporcionada”, que d’acord amb els ciclistes es va incloure al reglament “a darrera hora i sense consultar-ho amb ningú”. Salvador Roig recorda que altres ajuntaments governats per Partit Popular ja s’han posicionat en contra d’aquest “desbarat” -com ara Vitòria o Madrid-, al igual que ha fet la Xarxa de Ciutats per la Bicicleta -a la qual Palma s’hi ha adherit recentment-.

Finalment, Roig va fer una crida al batle de Palma -Mateo Isern- per a que aquest sigui “coherent amb la seva ideologia liberal” i s’hi oposi a una imposició “arbitrària i desproporcionada” per part de la DGT.


TEXT DE LA INTERVENCIÓ

Señores regidores, ‘molt honorable’ señor alcalde,

El pasado martes, día 28 de mayo, se presentó en el Congreso de los Diputados el borrador del nuevo Reglamento General de Circulación, que entre sus principales novedades incluye la regulación de la movilidad ciclista en las ciudades.

Esta regulación es, además de una necesidad acuciante por el gran aumento del número de usuarios de la bici, una reivindicación histórica de colectivos como el nuestro, porque evidentemente no se pueden aplicar exactamente las mismas normas a una bicicleta que a un automóvil.

El camino para llegar a este Reglamento ha sido largo -unos 5 años lleva fraguándose-, y se ha basado en general en una clara voluntad de entendimiento y trabajo constructivo. Pero, por desgracia, todo este proceso está a punto de irse al traste por una decisión completamente arbitraria que la nueva Directora General de Tráfico -María Seguí- ha incorporado a última hora y de espaldas a los colectivos ciclistas que participaban.

Se trata, como seguro que ya sabrán, de la imposición del casco ciclista obligatorio en vías urbanas. Una medida que no se aplica en ningún país de Europa, y casi podría decirse que en ningún país del mundo, con excepción de Australia, Nueva Zelanda y algunos Estados y ciudades de los EE.UU. y Canadá.

El motivo por el cual los países europeos y los expertos en movilidad ciclista rechazan esta medida ya se menciona en la proposición que se someterá hoy a votación: en los escasos lugares donde esta medida se aplica han sufrido una pérdida de usuarios que ronda el 40%, destruyendo cualquier esperanza de lograr el objetivo de unas ciudades más amables y habitables.

El efecto de la imposición del casco es aún más grave en los sistemas de bicicleta pública -lo que aquí llamamos “BiciPalma”-, donde la pérdida de usuarios podría superar ampliamente el 90%, porque la gente no está dispuesta a compartir también los cascos -por motivos evidentes de higiene-.

Traducido a la realidad española, estamos hablando de una pérdida potencial de más de un millón de ciclistas habituales, y unos 4 millones de ciclistas eventuales (véase el Barómetro Anual de la Bicicleta, de la DGT y la Fundación ECA – Bureau Veritas). Imagínense el enorme impacto ambiental -y sobre la balanza comercial- de su equivalente en coches. Con sólo 12 ciclistas muertos al año en zona urbana, de los cuales el casco a lo sumo podría salvar a uno -o incluso menos-, se trata a todas luces de una medida brutalmente desproporcionada.

Otra forma de visualizar esta absoluta desproporción es comparando las tasas de mortalidad de diferentes medios de transporte. En el imaginario colectivo el casco ciclista se suele asimilar al casco de motorista, a pesar de que estos dos vehículos no tienen nada que ver ni en velocidad ni en maniobrabilidad.

Vayamos a las cifras, de Holanda en este caso, entre los años 2001 y 2005:

pedestrians_image005

http://ec.europa.eu/transport/road_safety/specialist/knowledge/pedestrians/crash_characteristics_where_and_how/data_considerations.htm

Excepto en el caso de las personas de edad avanzada, y por motivos propios, el número de muertos por cada mil millones de kilómetros recorridos es, entre los motoristas -que suelen llevar casco-, entre cinco y diez veces superior al de los ciclistas -que no llevan casco-.

Pero es que incluso podemos ir más allá y comparar al ciclista con el peatón: hasta los 60 años, tenemos menos de la mitad de muertes por kilómetro recorrido que desplazándonos a pie. ¿A alguien en su sano juicio se le ocurriría imponer el casco a todos los peatones?

Lo que los ciclistas y peatones necesitamos no son cascos, ni armaduras -lo que técnicamente se llama “sistemas de seguridad pasiva”-. Lo que reivindicamos desde hace tiempo son medidas de “seguridad activa”, es decir, aquellas que previenen los accidentes. Que evitan el daño antes de que este se produzca. Por ejemplo, la reducción del límite de velocidad a 30 km/h en entornos urbanos, y una buena red de viario ciclista.

Señor alcalde, soy ingeniero de caminos. Y créame: pocas veces un debate entre seguridad y usabilidad se plantea en términos tan claros como este. Lamentablemente la señora Seguí no atiende a razones, y se niega tajantemente a negociar el asunto con las asociaciones ciclistas.

Pero estoy convencido de que en este consistorio se impondrá el sentido común, como en tantos otros Ayuntamientos. Hablo por ejemplo del de Madrid o del de Vitoria, en los que también gobierna su partido. O de los que participan en la Red de Ciudades por la Bicicleta -a la que Palma se ha adherido recientemente-.

Espero sinceramente que los diferentes grupos municipales sepan hacer un esfuerzo de entendimiento para aprobar una moción en defensa del ciclismo urbano por unanimidad y sin fracturas partidistas.

Señor alcalde, usted suele hacer gala de ser una persona liberal, que detesta las imposiciones arbitrarias por parte del Estado. Ahora tiene una ocasión de oro para demostrar sus convicciones y posicionarse del lado de la cordura. ¡Diga NO al casco ciclista obligatorio! Y SÍ a la promoción de una movilidad sostenible y eficiente: en bicicleta, a pie o en transporte público.

Muchas gracias.

Advertisements

Quant a BICIUTAT DE MALLORCA

Associació en defensa de la mobilitat sostenible a peu, transport públic, i en particular BICICLETA.
Aquesta entrada s'ha publicat en Relacions Institucionals i etiquetada amb , , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

2 respostes a [Ple 30/05/2013] Biciutat reclama “seny” a Cort, per evitar la imposició del casc ciclista obligatori

  1. Retroenllaç: PalmaEnBici , Archive » Cort presentarà una proposta en contra de l’ús obligatori del casc

  2. Retroenllaç: Biciutat de Mallorca s’integra a la Federació Europea de Ciclisme | Biciutat de Mallorca

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s